Todo comenzó en el año 1938, cuando el abuelo, José Miguel Ledda, abrió su casa de pianos en Buenos Aires. Se consolidó en el oficio y logró desarrollar con éxito la actividad. Con el tiempo, le fue transmitiendo los conocimientos a su hijo, Ricardo José Ledda, que con solo 16 años ya se ocupaba de afinar pianos. Rápidamente y movido por su entusiasmo, incorporaba todas las enseñanzas de su padre.

En 1964, el abuelo José decide dar un vuelco a su vida y se va a vivir a los Estados Unidos. Su esposa y su hijo, sin embargo, se quedan en Argentina, y continúan al frente de la casa de pianos.

El abuelo aprovechó su experiencia para inaugurar una nueva casa de pianos, esta vez en Los Ángeles, y el éxito fue tal que, desde entonces, ya no regresaría al país. Falleció allá, en los Estados Unidos, en el año 2002.
Su hijo, Ricardo, se encarga de dar continuidad a su casa de pianos, en el barrio de Liniers. En ese tiempo, conoce a su primera mujer y tiene tres hijos. Recién algunos años más tarde se instalaría en San Telmo, en un majestuoso local de dos plantas que daba a la calle Lima y que tenía capacidad para alojar 200 pianos. En esa época, Ricardo se vincula con la gente del bar Caño 14, un templo tanguero, y comienza a trabajar asiduamente en el lugar. Era amigo de Atilio Stampone, de Roberto Goyeneche, y acompañaba las giras de Mariano Mores como su afinador y asistente de piano. Fue técnico afinador del Teatro Colón, de Radio Nacional, y proveedor de pianos de Miguel Ángel Estrella en los conciertos que ofrecía en cárceles y teatros. Afinador también del canal 11, él se encargaba de los pianos que aparecían en el programa de Susana Giménez, cuando era el más visto de la televisión argentina. En el año 1980, Ricardo se instala durante diez días en Pilar, un pueblo de la provincia de Santa Fe, y ahí colabora con la fabricación de pianos nacionales. Aquella fábrica se llamaba “La Primera”, y lo que hizo Ricardo fue crear una técnica para correr el teclado de pianos que eran muy antiguos y así que puedan tolerar la afinación en 440.

Ricardo fue actor, de casualidad: cuenta la anécdota que había ido a afinar el piano de un estudio de grabación de Martínez, en Buenos Aires, para un pianista que iba a grabar una canción acompañado por una actriz que haría las veces de cantante. Resulta que el pianista nunca llegó al set de grabación, y entonces los productores le preguntaron si él se animaba a tocar en el piano el tango Malena. “¡Sí, claro!”, respondió Ricardo, y así fue como se dio el gusto de aparecer en la pantalla chica, en una novela del canal 11. En el año 1986 cierra el local de Lima y vuelve al oeste de la Capital, para instalarse en el barrio de Floresta. Igual que su padre había hecho con él, le transmite el oficio a su hija Valeria, que, desde ese momento, comienza a ayudarlo con el manejo del local. ANTIGUA LEDDA PIANOS es una empresa que fue creada por Valeria Ledda, hija del señor Ricardo Ledda. Desde el año 2001, ella se independizó y comenzó a ganar sus propios clientes, generando un fuerte vínculo de trabajo con el Teatro Colón que le permitió, a la vez, estrechar lazos con músicos y directivos. Esto coincidió con la época de la restauración del teatro, cuando debieron moverse y relocalizarse pianos de gran cola. Antigua Ledda trabajó también con el Teatro del Globo, con Unione e Benevolenza, con el Centro Municipal de Exposiciones. Valeria es la técnica afinadora de los pianos de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, de la Legislatura Nacional y de la Televisión Pública Argentina, cada vez que alguno de sus programas incluye un concierto de piano.

Antigua Ledda ha importado pianos chinos para incorporar a nuestro mercado. Cada vez que un barco crucero arriba al puerto de Buenos Aires, Antigua Ledda es la empresa encargada de afinar sus pianos. Ha hecho envíos de pianos Steinway de cola a varios países de Latinoamérica. Por otra parte, Valeria trabajó con productoras de televisión en la maquetación de pianos, para escenas de películas que simulan caídas de pianos desde las alturas de un edificio. Antigua Ledda también ha abastecido con sus pianos los decorados de películas como “Luna Nueva”.

Atiende el piano de Javier Calamaro y del grupo de rock La Renga. Asistió, también, al pianista de Joan Manuel Serrat, durante uno de sus conciertos en el Teatro Ópera. Antigua Ledda proveyó de pianos a América TV, para los almuerzos de Mirtha Legrand y también para el programa de Alejandro Fantino. Valeria forjó su empresa acompañada por su novio de la adolescencia, hoy su marido. Marcos se encarga de todos los traslados y de las reparaciones de carpintería y lustre de todos los pianos. Antigua Ledda Pianos ha cumplido 17 años como una empresa consolidada en el rubro.

El señor Ricardo José Ledda, hijo de José Miguel y padre de Valeria, falleció el 14 de agosto de 2018, dejando a su familia el legado invalorable de un trabajo hecho con compromiso.

Se cumplen los primeros 80 años de trayectoria, de esta familia que ha encontrado su punto de conexión entre las cuerdas y su música.

Antigua Ledda Pianos, tercera generación.

 
     
         
   
Alquiler en el Malba       Alquiler de piano a Mariano Mores
         
 

   
     
   
 
   
     
Diseño de Páginas Web